• octubre

    13

    2016
  • 783
  • 0

Iluminación Led… Adiós a la bombilla halógena!!

Primero fue la bombilla de incandescencia, en 2012 se prohibió su comercialización, ahora en 2016 las bombillas halógenas, solo se podrán adquirir hasta agotarse existencias. De la primera surgió la segunda, ambas bombillas de filamento que tantas horas de luz otorgaron a nuestra civilización, desde que a finales del siglo 19 el señor Edison patentase una opción comercialmente viable. Réquiem pues por las bombillas de filamento, permanecerá en nuestro recuerdo la calidez de su luz, supongo que algo parecido a lo que sucedió con la luz de las velas, las lámparas de gas o aceite.

Al aprobarse la Directiva Ecodesign 2009/125/CE quedó establecido un calendario para que los fabricantes de bombillas, adaptasen su elaboración a los estándares europeos de eficiencia energética.

A raíz de esta normativa, en estos últimos años el mundo de la iluminación ha ido cambiando su fisonomía, primero con las bombillas LFC (Lámpara Fluorescente Compacta), llamadas de bajo consumo y que basan su funcionamiento en la tecnología de los fluorescentes y más recientemente con la tecnología Led, siendo esta última la gran triunfadora de esta evolución. Basta con salir a comprar en cualquier almacén, tienda o gran superficie para darse cuenta que la tecnología Led ocupa y ocupará un lugar más que relevante en la iluminación de nuestros hogares por unos cuantos años.

Con este articulo quiero dar un poco de “luz” a varios aspectos que pueden ser interesantes a la hora de elegir la compra de estas bombillas Led. Bombardeados como estamos de información en cuanto a su eficiencia y poco gasto, a veces no le damos importancia a algunos aspectos técnicos que nos pueden ayudar a la hora de elegir el producto que más se puede adaptar a nuestras necesidades:

Vida útil

Hemos de encontrar en el etiquetado de las bombillas led un número de horas de duración de vida útil. Esta tecnología nos está dando medias de entre 40.000-50.0000 horas de duración, hemos de asegurarnos de comprar un buen producto para poder amortizar el valor de compra, estas bombillas no son baratas así que teniendo en cuenta que una bombilla Led de 18W es equivalente a una bombilla fluorescente compacta de 36W y que esta última tiene una vida útil aproximada de entre 15.000 y 20.000 horas acabaremos amortizando su valor antes o después dependiendo del número de horas que la utilicemos al día.

Luminosidad o flujo lumínico

Este aspecto de las bombillas led es muy importante ya que nos indica la relación entre potencia (W) y cantidad de luz emitida que se expresa en lúmenes (lm), es una buena forma de comparar bombillas led entre sí, ya que es un dato que nos puede aportar una indicación del porqué existen precios diferentes entre potencias iguales. Básicamente obtendremos más luz por W, debido a un mejor proceso de fabricación, con componentes de mejor calidad y que otorgan un mayor número de lúmenes por W de potencia. Esto también se puede aplicar para comparar con cualquier otro tipo de bombillas, como por ejemplo las de Fluorescente compacto, a la hora de ver si nos interesa pagar o no la diferencia de precio existente con el tipo Led.

Temperatura del color

Es importante saber que la luz de las bombillas pude clasificarse por tonos, se mide en grados Kelvin y curiosamente los tonos más cálidos corresponden a menos grados, al aumentar la temperatura del color los tonos son más fríos y azules, esto es conforme a le ley de Wien acerca de la emisión de luz de un cuerpo negro según la temperatura a la que esté sometido.

Indicar que a mayor temperatura de color obtendremos más lúmenes con lo cual las luces frías son más eficientes que las cálidas. Curiosamente el ojo humano se comporta de forma diferente ante la luz diurna que la nocturna, su evolución en el modo nocturno corresponde a una adaptación de captar la luz lunar, que corresponde a tonos blancos, por lo tanto, las luces de tono frío o neutro, son ideales para iluminar carreteras o autopistas, en el interior del hogar se utilizan tonos cálidos en lugares donde se desea una zona de confort y baja incidencia lumínica mientras que en las zonas de trabajo como cocina o despachos es recomendable utilizar temperaturas más altas de color (luz fría).

dsant360temp_luz

Ángulo de apertura

Otro aspecto importante a la hora de comprar una bombilla Led, es el ángulo de apertura ya que determinará su funcionalidad.

Las bombillas de ángulo cerrado, 15-38º son apropiadas para iluminar zonas muy concretas. Concentrarán su luminosidad en esa zona, se utilizan para iluminar detalles que interese resaltar. Así mismo las de ángulo abierto, entre 55-120º  iluminan zonas amplias, garantizando uniformidad de iluminación y reducción de sombras.

Otro dato que nos influye a la hora de elegir el ángulo de apertura de una bombilla Led es la distancia de la lámpara a la zona a iluminar. Si los techos son muy elevados es mejor elegir ángulos más cerrados próximos a 60º. Porque en techos muy elevados con ángulos de apertura grandes conseguimos repartir mucho la luz, pero se reduce mucho la intensidad de luz en la parte más alejada.

Esperamos que el artículo de hoy sea útil a la hora de aportar algunos conceptos básicos para adpatar las mejoras tecnológicas a vuestra vida cotidiana. Saber elegir ayuda a  saber comprar!! 

Como siempre podéis dejar vuestros comentarios si tenéis alguna duda o aportación!!

LEAVE A COMMENT

You must be logged in to post a comment.

Últimos Posts
Most Viewed
Text Widget

Si estás interesado en alguno de los sistemas publicados, quieres saber más acerca de, o simplemente quieres aportar tus conocimientos a este blog, estaríamos encantados de comunicar contigo!!

© Copyright 2015 Renovate Theme by QuanticaLabs

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR